You are here
Home > Salud > Paquete va, paquete viene

Paquete va, paquete viene

loading...
Descubre más aquíNo se tu, pero está super interesante... No pueden dejar de hablar de esto...

Fuente: https://www.20minutos.es/
Paquete va, paquete viene,

El lunes –solo en España y solo en un día– se enviaron más de tres millones y medio de paquetes. Las grandes ciudades estaban llenas de furgonetas, riders, mensajeros y empresas de paquetería haciendo llegar en tiempo récord todo aquello que se había comprado de forma compulsiva el viernes con el Black Friday y el lunes, con el Cyber Monday.

Los días de los superdescuentos son el pistoletazo de salida para las compras de Navidad y, desde luego, aquí en España hemos abrazado ambas tradiciones con entusiasmo. El comprar en un clic nos facilita la vida, nos evita esperas, colas eternas en las tiendas, nos hace todo accesible y no hace falta que el comercio de nuestro barrio venda esos productos: puedo comprar lo que sea, fabricado donde sea, porque gracias a las nuevas tecnologías llegará a mi domicilio y me lo dejarán en mi puerta en unos días.

Y desde luego, admito que las ventajas son muchas. Un ejemplo real. Tu hijo, un sábado por la tarde, se acuerda de que había que ir a comprar un libro que le ha pedido la profesora de Lengua y que, siendo la hora que es (20.30 de la tarde) es ya imposible que lo encargues en la librería del barrio. Bueno, pues ese libro está a un solo clic de una famosa cadena de venta online.

Es solo cuestión de meter el título, hacer una búsqueda que no lleva más de unos segundos, darle a la pestaña. Y si quieres –la situación lo exige porque mi hijo también se ha acordado, ¡oh casualidad!, de que el libro lo tiene que tener a primera hora del lunes, que es cuando tiene Lengua– el libro en cuestión lo tienes ese mismo día o al día siguiente en casa. Más fácil imposible: adiós agobios, adiós preocupaciones. Eso sí, abro paréntesis para aclarar que la bronca no la evitó: ¡no vale acordarse el sábado a última hora de que el lunes tienes que llevar tal o cual libro cuando la profesora te lo ha dicho hace una semana!

Pero todo esto que nos resulta tan práctico y que nos soluciona mil problemas tiene un alto coste. El reto de movilidad para las grandes ciudades es enorme. Hay que repensar el modelo de envíos o de entregas en ciudades que ya soportan un alto volumen de tráfico cada día.

Solo en Madrid, el lunes se entregaron dos millones de esos tres millones y medio que se iban a entregar en toda España. Y los atascos en Madrid ya son de por sí de récord, como para sumarles otros más. Habrá que habilitar zonas o carriles para aparcar las furgonetas de reparto, sistemas de recogida en puntos habilitados. Formas más sostenibles para poder compatibilizar los nuevos hábitos de consumo con ciudades sostenibles. Con ciudades más limpias. Porque nuestra forma de consumir también tiene un impacto en el clima. Pero esto ya lo saben.

,

El lunes –solo en España y solo en un día– se enviaron más de tres millones y medio de paquetes. Las grandes ciudades estaban llenas de furgonetas, riders, mensajeros y empresas de paquetería haciendo llegar en tiempo récord todo aquello que se había comprado de forma compulsiva el viernes con el Black Friday y el lunes, con el Cyber Monday.

Los días de los superdescuentos son el pistoletazo de salida para las compras de Navidad y, desde luego, aquí en España hemos abrazado ambas tradiciones con entusiasmo. El comprar en un clic nos facilita la vida, nos evita esperas, colas eternas en las tiendas, nos hace todo accesible y no hace falta que el comercio de nuestro barrio venda esos productos: puedo comprar lo que sea, fabricado donde sea, porque gracias a las nuevas tecnologías llegará a mi domicilio y me lo dejarán en mi puerta en unos días.

Y desde luego, admito que las ventajas son muchas. Un ejemplo real. Tu hijo, un sábado por la tarde, se acuerda de que había que ir a comprar un libro que le ha pedido la profesora de Lengua y que, siendo la hora que es (20.30 de la tarde) es ya imposible que lo encargues en la librería del barrio. Bueno, pues ese libro está a un solo clic de una famosa cadena de venta online.

Es solo cuestión de meter el título, hacer una búsqueda que no lleva más de unos segundos, darle a la pestaña. Y si quieres –la situación lo exige porque mi hijo también se ha acordado, ¡oh casualidad!, de que el libro lo tiene que tener a primera hora del lunes, que es cuando tiene Lengua– el libro en cuestión lo tienes ese mismo día o al día siguiente en casa. Más fácil imposible: adiós agobios, adiós preocupaciones. Eso sí, abro paréntesis para aclarar que la bronca no la evitó: ¡no vale acordarse el sábado a última hora de que el lunes tienes que llevar tal o cual libro cuando la profesora te lo ha dicho hace una semana!

Pero todo esto que nos resulta tan práctico y que nos soluciona mil problemas tiene un alto coste. El reto de movilidad para las grandes ciudades es enorme. Hay que repensar el modelo de envíos o de entregas en ciudades que ya soportan un alto volumen de tráfico cada día.

Solo en Madrid, el lunes se entregaron dos millones de esos tres millones y medio que se iban a entregar en toda España. Y los atascos en Madrid ya son de por sí de récord, como para sumarles otros más. Habrá que habilitar zonas o carriles para aparcar las furgonetas de reparto, sistemas de recogida en puntos habilitados. Formas más sostenibles para poder compatibilizar los nuevos hábitos de consumo con ciudades sostenibles. Con ciudades más limpias. Porque nuestra forma de consumir también tiene un impacto en el clima. Pero esto ya lo saben.

, , redaccion@20minutos.es (Helena Resano), {authorlink}, https://www.20minutos.es/opinion/helena-resano-paquete-va-paquete-viene-20191203-4076647-20191204-4076647/, https://www.20minutos.es/rss/opiniones/, 20MINUTOS.ES – Lo último,

Últimas opiniones en 20MINUTOS.ES

, , pareja, 510, diciembre 5, 2019, 1:03 am

Deja un comentario