You are here
Home > Salud > El coche ya no es lo que era

El coche ya no es lo que era

loading...
Descubre más aquíNo se tu, pero está super interesante... No pueden dejar de hablar de esto...

Fuente: https://www.20minutos.es/
El coche ya no es lo que era,

CHARO RUEDA. PERIODISTA

Fábrica de Volkswagen en Pamplona.

Son malos tiempos para el sector del automóvil, que ha sufrido en agosto un desplome de ventas del 30,8%, según han contado los fabricantes y vendedores. Y las previsiones para el final de año no mejoran pues prevén que se registrará un descenso del 9,4%.

Ya no se venden tantos coches y tampoco se obtienen tantos carnés de conducir. Parece que las tornas están cambiando y no solo por la crisis, también porque ya no es una prioridad para los jóvenes.

Precisamente de coches y carnés de conducir hablaba el otro día con amigos con hijos en edad de sacarse el carné de conducir y cuentan que ni ellos, sus amigos ni los chicos de su entorno piensan en eso como una necesidad. Ni se lo plantean, aunque los padres o las madres les digan que sí es una necesidad saber conducir como lo es saber nadar. Lo primero no lo ven tan necesario –dicen–, lo segundo, sí.

Mucho ha cambiado el asunto. Antes, al cumplir los 18 años, tener el permiso de conducir era como un requisito que uno mismo se imponía cumplir para continuar con la vida. Si tenías la oportunidad, no era cuestión de dejarla pasar y si después te podías agenciar un coche de tu familia de segunda mano o, incluso mejor, nuevo, suponía un cambio de estatus significativo. Era todo un símbolo de independencia y libertad. Y sobre todo, una prioridad.

A la vista de los datos, ya no es así. Buscando cifras, leo que en la última década ha bajado en más de un 40% el número de chicos y chicas de 18 a 25 años que se han sacado el carné y que las causas tienen que ver con el precio excesivo, con la existencia de mejores transportes públicos y con que no le ven utilidad a tener coche y carné.

Y tampoco se compran coche por los mismos motivos y porque hoy es muy fácil acceder a las plataformas de coches compartidos que además abaratan mucho los costes de desplazamiento.

Este descenso en el número de permisos de conducir es una tendencia general: la cantidad total de carnés expedidos del tipo B alcanzó su cota más alta en 2006, con 828.949. En 2017, la cifra fue de 424.625. Lo dicen los datos de la DGT, que reconoce que la bajada es mayor entre los jóvenes.

Los llamados millennials –que nacieron entre 1981 y 1993–, y la denominada Generación Z –de la que forman parte los nacidos entre 1994 y 2010, que son los nativos digitales–, han cambiado la tendencia y prefieren emplear su dinero en ocio que en un coche, que además cuesta mucho mantener.

Los expertos insisten en lo mismo: el coche ya no es un elemento de prestigio, ahora lo es el móvil, que les permite mantener el contacto con los suyos en todo momento y estar “conectados al mundo”. Ya se sabe, el mejor manos libres es el transporte público.

,

CHARO RUEDA. PERIODISTA

Fábrica de Volkswagen en Pamplona.

Son malos tiempos para el sector del automóvil, que ha sufrido en agosto un desplome de ventas del 30,8%, según han contado los fabricantes y vendedores. Y las previsiones para el final de año no mejoran pues prevén que se registrará un descenso del 9,4%.

Ya no se venden tantos coches y tampoco se obtienen tantos carnés de conducir. Parece que las tornas están cambiando y no solo por la crisis, también porque ya no es una prioridad para los jóvenes.

Precisamente de coches y carnés de conducir hablaba el otro día con amigos con hijos en edad de sacarse el carné de conducir y cuentan que ni ellos, sus amigos ni los chicos de su entorno piensan en eso como una necesidad. Ni se lo plantean, aunque los padres o las madres les digan que sí es una necesidad saber conducir como lo es saber nadar. Lo primero no lo ven tan necesario –dicen–, lo segundo, sí.

Mucho ha cambiado el asunto. Antes, al cumplir los 18 años, tener el permiso de conducir era como un requisito que uno mismo se imponía cumplir para continuar con la vida. Si tenías la oportunidad, no era cuestión de dejarla pasar y si después te podías agenciar un coche de tu familia de segunda mano o, incluso mejor, nuevo, suponía un cambio de estatus significativo. Era todo un símbolo de independencia y libertad. Y sobre todo, una prioridad.

A la vista de los datos, ya no es así. Buscando cifras, leo que en la última década ha bajado en más de un 40% el número de chicos y chicas de 18 a 25 años que se han sacado el carné y que las causas tienen que ver con el precio excesivo, con la existencia de mejores transportes públicos y con que no le ven utilidad a tener coche y carné.

Y tampoco se compran coche por los mismos motivos y porque hoy es muy fácil acceder a las plataformas de coches compartidos que además abaratan mucho los costes de desplazamiento.

Este descenso en el número de permisos de conducir es una tendencia general: la cantidad total de carnés expedidos del tipo B alcanzó su cota más alta en 2006, con 828.949. En 2017, la cifra fue de 424.625. Lo dicen los datos de la DGT, que reconoce que la bajada es mayor entre los jóvenes.

Los llamados millennials –que nacieron entre 1981 y 1993–, y la denominada Generación Z –de la que forman parte los nacidos entre 1994 y 2010, que son los nativos digitales–, han cambiado la tendencia y prefieren emplear su dinero en ocio que en un coche, que además cuesta mucho mantener.

Los expertos insisten en lo mismo: el coche ya no es un elemento de prestigio, ahora lo es el móvil, que les permite mantener el contacto con los suyos en todo momento y estar “conectados al mundo”. Ya se sabe, el mejor manos libres es el transporte público.

, , CHARO RUEDA. PERIODISTA, {authorlink}, https://www.20minutos.es/opiniones/charo-rueda-coche-no-es-lo-que-era-3757255/, https://www.20minutos.es/rss/opiniones/, Opiniones, Cartas al director, artículos de opinión, tribunas, viñetas y columnas de 20minutos.es, , pareja, 510, septiembre 11, 2019, 1:03 am

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: