You are here
Home > Salud > Carmena y la empanadilla

Carmena y la empanadilla

loading...
Descubre más aquíNo se tu, pero está super interesante... No pueden dejar de hablar de esto...

Fuente: https://www.20minutos.es/
Carmena y la empanadilla,

CARMELO ENCINAS. DIRECTOR DE OPINION DE ’20MINUTOS’

Carmelo Encinas

A los resultados de las elecciones andaluzas les sacamos demasiadas conclusiones. La inmediata fue el extrapolar sus resultados a otros escenarios autonómicos y municipales, incluso a nivel estatal. Un ejercicio algo precipitado porque cada espacio electoral tiene sus peculiaridades y el de Andalucía está entre los que más matices presentan.

Se dedujo también que la fragmentación de la derecha había demostrado que lejos de restar posibilidades a esa ala del espectro político, como siempre se entendió, las había ampliado, dando por seguro que la comparecencia de Vox permitió alcanzar una mayoría que, por sí solos, no hubieran logrado PP y Cs.

Nunca sabremos lo que habría ocurrido de no concurrir la organización ultra a esos comicios, pero me resulta demasiado aventurado creer que sus cuatrocientos mil votos, de andaluces cabreados con Susana Díaz, no se los hubieran repartido las listas que encabezaron Moreno Bonilla y Juan Marín y que, con la abstención en la izquierda, sus dos formaciones no hubieran alcanzado de igual forma la mayoría absoluta para sacar al PSOE de San Telmo.

Hago esta reflexión ante el movimiento telúrico que ha provocado en la izquierda la decisión de Íñigo Errejón de comparecer a las elecciones autonómicas de Madrid no como candidato de Podemos, sino como el líder de la Plataforma Más Madrid que propugna Manuela Carmena en el Ayuntamiento de la capital. Una maniobra que desata las iras de la dirección morada, que, desde el minuto uno, se ha desligado de su compañero asegurando que acudirán a los comicios autonómicos con marca propia y en abierta competencia con Errejón.

Quien piense que una tercera oferta que dispute el electorado de izquierdas al PSOE y a Más Madrid aumenta las posibilidades de arrebatar a la derecha el gobierno regional creo que se confunde. Es más, esa fragmentación puede incluso dejar a una de las tres formaciones por debajo del 5% de los sufragios que la ley exige para obtener escaño e inclinar decisivamente la balanza al otro lado del espectro político.

El riesgo que corre Podemos en este trance es muy alto, y así debe haberlo entendido en los comicios de la capital al “echarse a un lado” y no enfrentarse a Carmena a pesar de que dejó fuera de su lista al exjemad Julio Rodríguez. Fue precisamente la alcaldesa, en la famosa cena de las empanadillas donde se rompió el tobillo, quien tomó la iniciativa de atraer a Errejón a Más Madrid para que ambos formaran un tándem electoral, a la vista de los penosos resultados de Adelante Andalucía el 2 de diciembre.

Que Íñigo Errejón no es Carmena ya lo explicitó públicamente Pablo Iglesias sin pudor alguno, pero lo que no aclaran es si en la batalla de Madrid lo que realmente le importa a la dirección de Podemos es mantener abierta cualquier posibilidad de que gobierne la izquierda o prefieren que esos comicios sepulten políticamente a su rival interno. Son los personalismos frente al interés político, y la empanadilla de Carmena se les atraganta.

,

CARMELO ENCINAS. DIRECTOR DE OPINION DE ’20MINUTOS’

Carmelo Encinas

A los resultados de las elecciones andaluzas les sacamos demasiadas conclusiones. La inmediata fue el extrapolar sus resultados a otros escenarios autonómicos y municipales, incluso a nivel estatal. Un ejercicio algo precipitado porque cada espacio electoral tiene sus peculiaridades y el de Andalucía está entre los que más matices presentan.

Se dedujo también que la fragmentación de la derecha había demostrado que lejos de restar posibilidades a esa ala del espectro político, como siempre se entendió, las había ampliado, dando por seguro que la comparecencia de Vox permitió alcanzar una mayoría que, por sí solos, no hubieran logrado PP y Cs.

Nunca sabremos lo que habría ocurrido de no concurrir la organización ultra a esos comicios, pero me resulta demasiado aventurado creer que sus cuatrocientos mil votos, de andaluces cabreados con Susana Díaz, no se los hubieran repartido las listas que encabezaron Moreno Bonilla y Juan Marín y que, con la abstención en la izquierda, sus dos formaciones no hubieran alcanzado de igual forma la mayoría absoluta para sacar al PSOE de San Telmo.

Hago esta reflexión ante el movimiento telúrico que ha provocado en la izquierda la decisión de Íñigo Errejón de comparecer a las elecciones autonómicas de Madrid no como candidato de Podemos, sino como el líder de la Plataforma Más Madrid que propugna Manuela Carmena en el Ayuntamiento de la capital. Una maniobra que desata las iras de la dirección morada, que, desde el minuto uno, se ha desligado de su compañero asegurando que acudirán a los comicios autonómicos con marca propia y en abierta competencia con Errejón.

Quien piense que una tercera oferta que dispute el electorado de izquierdas al PSOE y a Más Madrid aumenta las posibilidades de arrebatar a la derecha el gobierno regional creo que se confunde. Es más, esa fragmentación puede incluso dejar a una de las tres formaciones por debajo del 5% de los sufragios que la ley exige para obtener escaño e inclinar decisivamente la balanza al otro lado del espectro político.

El riesgo que corre Podemos en este trance es muy alto, y así debe haberlo entendido en los comicios de la capital al “echarse a un lado” y no enfrentarse a Carmena a pesar de que dejó fuera de su lista al exjemad Julio Rodríguez. Fue precisamente la alcaldesa, en la famosa cena de las empanadillas donde se rompió el tobillo, quien tomó la iniciativa de atraer a Errejón a Más Madrid para que ambos formaran un tándem electoral, a la vista de los penosos resultados de Adelante Andalucía el 2 de diciembre.

Que Íñigo Errejón no es Carmena ya lo explicitó públicamente Pablo Iglesias sin pudor alguno, pero lo que no aclaran es si en la batalla de Madrid lo que realmente le importa a la dirección de Podemos es mantener abierta cualquier posibilidad de que gobierne la izquierda o prefieren que esos comicios sepulten políticamente a su rival interno. Son los personalismos frente al interés político, y la empanadilla de Carmena se les atraganta.

, , CARMELO ENCINAS. DIRECTOR DE OPINION DE ’20MINUTOS’, {authorlink}, https://www.20minutos.es/opiniones/carmelo-encinas-carmena-empanadilla-3545283/, https://www.20minutos.es/rss/opiniones/, Opiniones, Cartas al director, artículos de opinión, tribunas, viñetas y columnas de 20minutos.es, , pareja, 510, enero 26, 2019, 1:03 am

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: