You are here
Home > Salud > 1-O: Tiempo de espera

1-O: Tiempo de espera

loading...
Descubre más aquíNo se tu, pero está super interesante... No pueden dejar de hablar de esto...

Fuente: https://www.20minutos.es/
1-O: Tiempo de espera,

JOAQUIM COLL. HISTORIADOR Y ARTICULISTA

Marchas por el 1-o en Cataluña

Se temía que el segundo aniversario del 1-O fuera otro día complicado. Los Mossos habían elevado el nivel de riesgo y reforzado la vigilancia (estaciones del AVE, sedes judiciales y de los partidos constitucionalistas, etc.) con un dispositivo especial.

La dimisión la víspera del director de la policía autonómica por discrepancias políticas también encendió las alarmas. Pero la jornada transcurrió con normalidad, a excepción de algún incidente aislado. Los actos y manifestaciones de las entidades y los partidos independentistas tuvieron como objetivo convocar la protesta civil para cuando se conozca la sentencia. Si no fuera por esa tensa espera sobre el resultado del juicio, el separatismo carecía de agenda. Lleva dos años atrapado en su laberinto, dando tumbos y contradiciéndose a cada paso.

Si el año pasado Torra anunció un “otoño caliente» para “hacer cumplir el mandato del 1- O”, ahora se trata solo de mantener vivo el “compromiso” con lo que significó políticamente esa fecha. Sin estrategia ni agenda propia, la conmemoración del 1-O ha confirmado que el independentismo está inmerso en un tiempo de espera en el que se dan en su interior dos movimientos contradictorios. Por un lado, la realidad ha obligado a muchos a una lenta rectificación.

El caso más claro es la evolución en ERC. Por fin asume que ese referéndum ilegal no tuvo legitimidad y que tendrá que esperar a poder pactar algún día una consulta de verdad con el Estado. Pero, por otro, hay momentos en los que se desata la histeria dentro del independentismo como sucedió la semana pasada con el encarcelamiento de los siete CDR acusados de terrorismo.

Entonces se aprueban resoluciones en el Parlament en las que retóricamente se vuelve a la desobediencia institucional. Para evitar que la espera sea eterna y signifique hundirse en el fracaso, las fuerzas soberanistas se han conjurado este 1-O para aparentar unidad y agitar una protesta ciudadana masiva cuando el Supremo emita la sentencia. No está claro que lo vayan a conseguir

,

JOAQUIM COLL. HISTORIADOR Y ARTICULISTA

Marchas por el 1-o en Cataluña

Se temía que el segundo aniversario del 1-O fuera otro día complicado. Los Mossos habían elevado el nivel de riesgo y reforzado la vigilancia (estaciones del AVE, sedes judiciales y de los partidos constitucionalistas, etc.) con un dispositivo especial.

La dimisión la víspera del director de la policía autonómica por discrepancias políticas también encendió las alarmas. Pero la jornada transcurrió con normalidad, a excepción de algún incidente aislado. Los actos y manifestaciones de las entidades y los partidos independentistas tuvieron como objetivo convocar la protesta civil para cuando se conozca la sentencia. Si no fuera por esa tensa espera sobre el resultado del juicio, el separatismo carecía de agenda. Lleva dos años atrapado en su laberinto, dando tumbos y contradiciéndose a cada paso.

Si el año pasado Torra anunció un “otoño caliente» para “hacer cumplir el mandato del 1- O”, ahora se trata solo de mantener vivo el “compromiso” con lo que significó políticamente esa fecha. Sin estrategia ni agenda propia, la conmemoración del 1-O ha confirmado que el independentismo está inmerso en un tiempo de espera en el que se dan en su interior dos movimientos contradictorios. Por un lado, la realidad ha obligado a muchos a una lenta rectificación.

El caso más claro es la evolución en ERC. Por fin asume que ese referéndum ilegal no tuvo legitimidad y que tendrá que esperar a poder pactar algún día una consulta de verdad con el Estado. Pero, por otro, hay momentos en los que se desata la histeria dentro del independentismo como sucedió la semana pasada con el encarcelamiento de los siete CDR acusados de terrorismo.

Entonces se aprueban resoluciones en el Parlament en las que retóricamente se vuelve a la desobediencia institucional. Para evitar que la espera sea eterna y signifique hundirse en el fracaso, las fuerzas soberanistas se han conjurado este 1-O para aparentar unidad y agitar una protesta ciudadana masiva cuando el Supremo emita la sentencia. No está claro que lo vayan a conseguir

, , JOAQUIM COLL. HISTORIADOR Y ARTICULISTA, {authorlink}, https://www.20minutos.es/opiniones/joaquim-coll-1o-tiempo-espera-3785617/, https://www.20minutos.es/rss/opiniones/, Opiniones, Cartas al director, artículos de opinión, tribunas, viñetas y columnas de 20minutos.es, , pareja, 510, octubre 3, 2019, 1:03 am

Deja un comentario